Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

COMENTARIOS Y ACTUALIDAD

EL MAESTRO Y LOS PEQUEÑOS SALTAMONTES

EL MAESTRO Y LOS PEQUEÑOS SALTAMONTES

El martes, 24 de noviembre de 2009, EA4ADT, EA4TX y EA4RE, entregaban en la sede social de URE en Madrid, los documentos pertinentes para llevar a cabo una moción de censura contra la actual Junta Directiva de la asociación.

El martes, 1 de diciembre de 2009, el Secretario General de URE, EA3BRA, la rebatía oficialmente aportando diez argumentos que reflejan los defectos encontrados en los documentos aportados por la oposición.

En una semana, los asiduos del el foro de RadioNews han pasado de la euforia a la consternación y la búsqueda de un culpable.

¿Tan difícil es redactar una moción de censura sin errores? ¿Estas personas, que ni tan sólo son capaces de escribir correctamente la fecha en el encabezado de la carta, son las que se postulan para sacarnos del atolladero en el que nos hemos metido todos los socios, por activa o por pasiva? Pues sí es así vamos mal, muy mal.

En lo sucesivo, si alguien quiere presentar una nueva moción de censura, lo primero y único que debe hacer es dirigirse al Maestro. La única persona que es capaz de hacerlo sin tropiezos, deslices ni errores porqué, precisamente es quien redactó el Estatuto y el Reglamento de Régimen Interno de la Unión de Radioaficionados Españoles, URE. Naturalmente, me estoy refiriendo a don Gonzalo Belay, EA1RF, también conocido por El Ratón Furioso.

En numerosas ocasiones he dejado claro que no le profeso mucha simpatía a este señor pero, si queremos que URE salga de la ciénaga en la que entre todos la hemos metido, no me cabe ninguna duda que sin el concurso de Gonzalo Belay, esto será muy difícil o, según quien lo haga, prácticamente imposible.

Diré más, aunque me duela. Si EA1RF no se pone al frente y dirige la renovación de URE, ésta fenecerá sin remedio. Hasta el presente no he conocido a otra persona que tenga el carácter suficiente para emprender una renovación de tal magnitud.

Ya sé que Gonzalo no es socio de URE, porqué lo echaron, aún no se bien por qué, pero también sé, o mejor dicho, supongo, que El Ratón Furioso tiene suficiente recursos para encontrar una solución a este inconveniente administrativo.   

Así, pues, todos los que quieran presentar una moción de censura contra la actual JDURE, por favor, visiten o pónganse en contacto con Gonzalo Belay, so pena que quieran hacer el ridículo como lo han hecho los que hasta el día de hoy han querido jugar a un juego para el que aún no están preparados.

Probablemente, cuando acabe de escribir este artículo, arrancaré el teclado del ordenador y le pegaré fuego en mitad de la plazoleta que hay cerca de mi domicilio, porqué después de lo que he escrito, todas y cada una de las teclas han quedado machacadas e inservibles.

Pero, todo sea por URE, esta URE que algunos imbéciles dicen que los catalanes no amamos.

¡Gonzalo, deja de reírte! A ver si te da algo y te mueres antes de arreglar este estropicio, y el seppuku que he cometido no sirva para nada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LA PURGA

LA PURGA

En el foro de RadioNews, un sujeto anónimo apodado Chuck ya está confeccionando listas negras para purgar la URE Ya hay 19 nombres (indicativos) propuestos. (http://www.radionews.es/index.php/foro),  Lista "Negra" de enemigos

Tal vez el que ha iniciado este hilo, y los que más tarde le han secundado, no saben que existen precedentes históricos como la Operación Colibrí, más conocida como La Noche de los Cuchillos Largos, que los nazis alemanes llevaron a cabo entre los días 30 de junio y 2 de julio de 1934, asesinando selectivamente a los figurantes de una larga lista negra compuesta por más de  85 personas.

Las purgas políticas, como la que nos concierne, es un proceso mediante el cual se "apartan" del poder a los "indeseables". La cuestión es discernir quienes son y para quién estos supuestos indeseables.

Parece que este tal Chuck y los suyos y se imaginan tomando posesión de la poltrona aún caliente del presidente que esperan descabalgar. Según parece, han olvidado que primero deben ganar la Moción de Censura y, si sale bien,  más tarde deberán presentar una o diversas candidaturas y, por supuesto, gana las elecciones.

No sé quien o quienes se postularán para la próxima carrera electoral pero, por descontado que mi voto no irá a parar a gente como esta que, en vez de proponer un buen programa político basado en la unidad y el reconocimiento de la diferencia, prefieren apostar por la revancha. Aún no se ha celebrado ningún juicio y ya se preparan para linchar a sus enemigos, porque linchamiento es, precisamente, una ejecución sin proceso de un presunto sospechoso, por parte de una multitud enardecida y siempre teledirigida.

Como dice la sabiduría popular, parece que estamos a un paso de "salir del fuego para caer en las brasas"

LA CARTA

LA CARTA

Últimamente circula el texto de una carta, supuestamente enviada a diversos medios de comunicación y a algunos radioaficionados escogidos que, dejando a parte el profundo desconocimiento de las más elementales reglas ortográficas, gramaticales y de estilo, que ponen al descubierto la baja formación educativa de quién la escribe, plantea dos grandes sospechas.

La primera se refiere a uno de los párrafos donde hace hincapié en que "...su junta está compuesta por varias personas de Catalunya..." (sic) Si el objetivo era abrir una brecha en el foro de RadioNews tocando el tema de "los catalanes", lo ha conseguido pues algunos ya ven la mano negra que pretende destruir URE desde Catalunya. Desde luego, hay que ser un auténtico imbécil de grueso calibre para pensar una cosa así. Y más cuando EA3 es una de las comunidades que cuenta con mayor número de socios.

La segunda duda es la utilidad de una carta enviada a los medios de comunicación, prensa, radio y televisión. El escándalo de URE es una minúscula mota de polvo en un país como el nuestro donde el deporte nacional es defraudar hacienda, pasarse por el forro de los pantalones todas las leyes y ordenanzas que se crucen por delante de nuestro egoísmo, y hacer trampas desde que nacemos.

Vemos demasiadas series de televisión y películas americanas donde nos cuentan el cuento del Cuarto Poder. Mentira. Los medios de comunicación son empresas cuyo único y principal objetivo es ganar dinero. Los periodistas sólo cuentan aquello que les puede proporcionar una noticia publicable que alimente el morbo de los escasos lectores y los empanados oyentes y televidentes que no tienen ni el más mínimo criterio.

Pero la duda se acrecienta cuando se piensa en el escaso daño que puede hacerse a la Junta Directiva de URE actuando de esta manera y, en cambio, el gran daño que se está haciendo a la asociación. Tarde o temprano esta Junta Directiva se marchará, pero la mancha sobre el nombre de URE quedará por largo tiempo

Pero lo peor es lo que le puede pasar a este supuesto "anónimo". Si hay algo verdaderamente fácil, incluso para los que no sabemos informática, es rastrear el origen de un correo electrónico. No me extrañaría que la JDURE en estos momentos ya haya puesto este correo en manos de la fiscalía para que les ampare ante un claro delito de injurias y acusaciones sin probar.

Si URE está mal, que según los indicios que algunos exponen públicamente puede estarlo, es debido, sobre todo, a la desidia de quienes se proclaman candidatos a las próximas elecciones; el Grupo 2012, http://2012.forogeneral.es/foro/portal.php, y quién se postula como promotor de la Moción de Censura, EA5AD,  http://ea5ad.es/mcensura.htm

Ellos deberían liderar cualquier iniciativa legal para revocar la actual directiva, si llegara el caso que se demostrara judicialmente su presunta culpabilidad, y reconducir esta lamentable situación. 

Todo lo demás es simplemente demagogia.    

EL DÍA DESPUÉS

EL DÍA DESPUÉS

La Constitución Española de 1978, en el Artículo 24.2, reconoce el derecho de todos los españoles a la presunción de inocencia. Dicho eso, aparece la duda sobre la petición de dimisión de una Junta Directiva que, hasta el momento, no ha sido, que se sepa, juzgada y ni tan solo imputada por ningún acto delictivo.

Por otro lado, la divulgación de datos y documentos que presuntamente demuestran la presunta comisión de actividades que tal vez podrían ser consideradas delictivas por parte de la JDURE, aún no forman parte de ningún proceso judicial, que se sepa.

Entonces, ¿debe dimitir la JDURE o mantenerse en el cargo? En principio cualquiera de las dos opciones parecen válidas. Por esta misma razón, cualquier determinación que tome puede ser tomada mal. Mal si dimiten y mal si no lo hacen. Probablemente esto ocurra porqué no se atajó el problema desde el principio, depurando responsabilidades y aportando luz a la oscuridad creciente. Ahora, la situación está tan revuelta que la alternativas son pocas, tan pocas que sólo parece que quede la dimisión y la convocatoria de nuevas elecciones. 

Sin embargo, el censo de URE alcanza unos 11000 socios aproximadamente y, de toda esta masa social, tan solo una treintena de personas, algunas de las cuales, y por diversos motivos, han perdido su condición de socios de esta organización, forman parte de un grupo de activismo virtual cuya actividad más destacada es la demagogia de algunos de los contertulios. No todos, por supuesto.

También es necesario recordar que la actual JDURE fue elegida democráticamente, según los estatutos y reglamento de la entidad y que en el Reglamento de Régimen Interior, Capítulo XII, se describe la manera de actuar en el caso que los cargos electos de URE contravengan el Estatuto, el Reglamento o los acuerdos de la Asamblea General de socios.

El próximo 14 de noviembre de 2009, se dice que será un día para recordar pues en la reunión del Consejo Territorial de Catalunya que se celebrará podrían darse los elementos necesarios para dar comienzo de una nueva etapa de la Unión de Radioaficionados Españoles, URE.

Históricamente, el escaso o nulo interés por las actividades políticas de la asociación han hecho que en muchas ocasiones fuera difícil conseguir candidatos para ocupar puestos directivos locales, territoriales o nacionales. La concurrencia de los socios a las asambleas es muy baja y el desinterés por la participación politicosocial muy alto.

Dirigir una asociación nacional como URE no es tarea fácil. Es necesario disponer de mucho tiempo, dinero, pericia y diplomacia. Tiempo para dedicar muchas horas a visitar Comunidades y localidades. Dinero suficiente para no recurrir al  de la asociación, aunque esté previsto que la caja cubra los gastos derivados de la representación, y porqué si se dispone de buenas rentas habrá menos interés por "reconducir fondos". Pericia porqué no todas las personas tienen capacidades directivas. Después de los años que llevo en URE, al único que reconozco talento para dirigir esta peculiar entidad es a Gonzalo Belay, a pesar de sus múltiples y variados defectos. Y, finalmente, diplomacia. En un país como el nuestro, tan falto de sentimientos de unidad y cooperación, hay que ser muy flexible y paciente para conciliar intereses tan dispares.

Si las circunstancias van en el sentido que algunos prevén, es posible que la actual JDURE tenga los días contados pero, una vez derrotada, ¿qué? El  día después de la presunta derrota la asociación debe continuar afrontando sus obligaciones y proyectos. ¿Alguien ha pensado en ello?

Salga lo que salga de la próxima reunión debe significar un cambio en todos los sentidos. Cambios en la manera de proceder y dirigir la asociación, y cambios en la manera de entender, presentar y desarrollar la radioafición.

Si finalmente la actual JDURE es derrotada, los que ocupen su lugar han de tener muy claro que el revulsivo es imprescindible y urgente. Además de depurar responsabilidades y actuar contra quienes se hayan aprovechado de su cargo en beneficio propio, todo el procedimiento ha de desarrollarse dentro de la más absoluta legalidad y transparencia, así como transparente ha de ser el futuro de la Unión de Radioaficionados Españoles.

Necesitamos un cambio paradigmático que nos conduzca directamente a la modernización de la radioafición y, en estos momentos, la verdad, tengo muchas dudas sobre la idoneidad de los que se postulan para la sucesión.

A.A.G.U.R.E.

A.A.G.U.R.E.

En otras ocasiones he hablado sobre el peculiar individualismo de los radioaficionados. Tan suyos son la mayoría de radioaficionados que, además de rechazar de plano compartir sus conocimientos y experiencias con los demás, tampoco son capaces de unirse para hacer frente a un problema común.

Que la Junta Directiva de la Unión de Radioaficionados Españoles está bajo sospecha, es conocido por todos, y que existe un grupo de rebeldes cobijado dentro del foro de Radio News, también lo es. En este ciberespacio los poscristos se dedican a darle vueltas y más vueltas al asunto de las supuestas falsas facturas y demás gestiones presuntamente irregulares. Algunos afirman que tienen en su poder pruebas suficientes para que un juez inicie una investigación, pero nadie se atreve a ir al juzgado. Esta actitud crea dudas razonables sobre la veracidad de tales documentos e informaciones que se expanden desde este foro, pero también se siente una lejana de comprensión hacia el hecho que nadie se atreva a presentarse como la cabeza visible que denuncie, en nombre propio, las supuestas infracciones gestoras de quienes administran el destino de URE.

Probablemente esto sea debido a que existe la certeza de la vigencia del dicho popular "tengas pleitos y los ganes", porqué meterse en juicios significa perder tiempo y dinero, y no están los tiempos para dejar que se escape ni lo uno ni lo otro. Pero hay solución... No es nada nuevo, y ya debería habérsele ocurrido a los participantes del foro más avezados en estas lídes.

Es muy fácil y económico constituir una Asociación de Afectados por la Gestión de URE (AAGURE), o algo similar. La acciones legales que se emprendieran serían en nombre de un colectivo y, si además de los socios y exsocios se unieran las administraciones y empresas presuntamente involucradas, la presión y la fuerza serían mucho mayores y efectivas. Probablemente se adherirían a esta asociación numerosos radioaficionados que estarían dispuestos a sufragar los gastos del contencioso mediante una cuota razonable.

Sea esto u otra cosa, algo hay que hacer antes de que sea demasiado tarde. Tarde no para reparar lo que tal vez es irreparable, sino, al menos, para salvar la asociación y a la misma radioafición. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

EL TIOVIVO

EL TIOVIVO

El tiovivo de RadioNews sigue dando vueltas y más vueltas para alegría y disfrute de sus usuarios sin nadie parezca dispuesto a bajarse de su caballito de cartón. El medio se ha convertido en el fin.

Al principio parecía que el objetivo del foro de Radionews era ofrecer un espacio de discusión donde la oposición se organizaría para informar libremente a los socios de la entidad y emprender acciones legales que acabaran con las dudas y sospechas que pesan sobre la gestión de la Junta Directiva de la Unión de Radioaficionados Españoles, URE, pero ahora da la impresión que  se trata de un simple lugar donde los usuarios rivalizan entre sí para ver quien dice la barbaridad más gorda o es el más gracioso.

Lo que de lejos parecía ruido de cañonazos, en realidad se trataba de simples petardos verbeneros.

Nada de lo que los miembros del foro de RadioNews han aportado hasta ahora ha conseguido modificar ni un ápice las directrices de la JDURE. Ni las presuntas pruebas que algunos dicen tener en su poder, ni los envíos masivos de ficheros en formato *pps, ni las bizantinas discusiones auspiciadas por el expresidente de URE don Gonzalo Belay han conseguido inquietar a la Junta Directiva. Tampoco las sonadas dimisiones de algunos radioaficionados "ejemplares", ni las cacareadas mociones de censura, ni el supuesto acuerdo de la mayoría de presidentes del Pleno. Nada. Todo sigue igual que el pasado año y el anterior y el otro, y el otro...

¿A qué es debido? Probablemente al feroz individualismo del radioaficionado que prevalece sobre la necesidades colectivas. El radioaficionado español es feliz en la jaula formada por las paredes de su cuarto de radio. Aislado de todo y de todos, sólo se comunica oculto tras un micrófono. Para el socio de URE la asociación no es más que una estafeta de correos y todo lo demás le trae sin cuidado. El monopolio de las tarjetas QSL las mitificó y deificó con el único objetivo de conseguir socios. El socio de URE solo anhela recibir cartulinas de colores, y la vida social le importa un bledo.

¿Por qué nadie mueve ficha? Porqué nadie quiere mojarse ni convertirse en el tonto pagano o el chivo expiatorio si algo sale mal. Que puede salir mal... El individualismo extremo impide que aparezca un líder que asuma la responsabilidad de dirigir una  oposición firme y seria, y esto es así porqué nadie se siente apoyado por el colectivo que prefiere encerrarse en su cuarto y lanzar cecús a diestro y siniestro.

En los próximos tiempos nada cambiará salvo que ir a peor sea un cambio. Probablemente la radioafición se extinguirá en España dentro de unos años, no más allá de diez o quince, porqué en nuestro país la radioafición es vista como un vulgar pasatiempo sin ningún valor añadido. La masificación que padeció en los años ochenta y noventa determinaron esta visión simplista de una actividad que había sido ejemplo de investigación técnica y científica. 

¿A quién le importa lo que suceda con la gestión de URE? A nadie salvo a unos pocos que se divierten publicando los trapos sucios de la asociación pero que no tienen ningún deseo de ponerse al frente de una nueva gestora capaz de cambiar el rumbo no sólo de la entidad sino también de la misma radioafición. Por esta razón la Junta Directiva está tranquila. Sabe que, o ellos o nada. URE la ha dirigido desde su fundación un pequeño grupo de personas que se han ido pasando e intercambiando papeles en una forma clara de endogamia. Nunca ha habido oposición, porqué el Grupo 2012 fue una pantomima.  Nunca ha existido un debate interno, porqué dirigentes como Gonzalo Belay y otros de su misma escuela lo impidieron a toda costa.

URE es una asociación que está muerta desde hace décadas, y a los muertos hay que enterrarlos para dar vida a los que viven.

CAIGA QUIEN CAIGA

CAIGA QUIEN CAIGA

El 24 de diciembre de 1986, y bajo el mandato de Raúl Alfonsín, Presidente de la República de Argentina, se promulgó la Ley 23.492 de Punto Final que establecía la impunidad de los militares por la desaparición de 30.000 personas y extinguía cualquier proceso de acción penal contra las personas que hubieran cometido delitos vinculados al gobierno militar.

Circulan rumores insistentes que en la URE se está preparando una transición pactada de manera que los presuntos culpables de corrupción, robo, estafa y otros delitos similares, puedan retirarse de sus cargos públicos sin que sean denunciadas las supuestas irregularidades que algunos dicen que cometieron y de lo cual afirman tener numerosas pruebas.

Se comenta que eso será así porqué hay tantos implicados en esta trama fraudes, malversación, compadrazgo y demás malos usos del poder que probablemente se establezcan acuerdos secretos para corre un tupido velo.

¡Qué nadie se llame a engaño! Tal vez suceda en un principio pero, desde luego, no terminará de esta manera. Si alguien se apropió de lo que no era suyo o engañó a otros, deberá pagar por ello ante la justicia. El arrepentimiento y la devolución de lo sustraído puede ser un atenuante, pero no es motivo de perdón.

Ni de perdón ni olvido. Que lo sepan quienes se reúnan el día 3 de octubre de 2009.

Caiga quien caiga.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres