Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

LA BROMA DEL MUSEO

LA BROMA DEL MUSEO

De los asuntos tratados por la JDURE entre el 5 y el 19 de diciembre de 2008, hay uno que llama especialmente la atención y que ha provocado una gran polvareda en del foro de socios de URE. No voy a entrar en el desalojo de la sección local de URE Madrid, pues no dispongo de datos suficientes para opinar sobre esta asunto que, por otra parte, ya ha sido comentado ampliamente por el expresidente EA1RF (www.cocodrilofeliz.es) De lo que me interesa hablar es del presunto Museo de la Radioafición que, según se publica en la web de URE, es un proyecto con futuro.

Admito que cuando oí el primer rumor, me pareció que se trataba de una broma ¿Un Museo de la Radioafición? No puede ser, me dije. Será una exposición o, a lo sumo, una colección privada, pero no un Museo. No se trataba de una inocentada. La Junta Directiva de URE afirma que instalará un Museo de la Radioafición en la segunda planta del edificio que posee en la calle de Monte Igueldo en Madrid.

¡Qué ilusión, un Museo de la Radioafición! Porqué, en realidad, se trata sólo de una ilusión que no tiene perspectivas de convertirse en realidad. Un Museo tiene muchas servidumbres y costos que veo imposible que URE pueda asumir. No se trata de una afirmación gratuita sino de la constatación de la realidad. Tal vez quienes estan trabajando en este anteproyecto aún no han reunido toda la información sobre los requisitos necesarios para crear un Museo, así que voy a facilitarles el trabajo.

El Estatuto de Autonomía de Madrid, en su artículo 26.1.1.1.18, establece las competencias exclusivas de esta autonomía sobre archivos, bibliotecas, museos, hemerotecas, conservatorios de música, servicios de bellas artes y demás centros de depósito cultural o colecciones de naturaleza análoga, de interés para la Comunidad de Madrid, que no sean de titularidad estatal. Para ello se sirve de la Ley 9/1999, de 9 de abril, de Museos de la Comunidad de Madrid. 

En el Preámbulo de la citada Ley se establece que: "Los museos deben contemplarse como centros de servicio público, encargados de dar a los ciudadanos prestaciones derivadas no sólo de la exposición, sino también de la investigación y el goce intelectual y artístico. De tal suerte, se constituyen los museos en espacios de fomento de la participación cultura lúdica y científica, mediante la conexión de los bienes depositados en ellos, con los valores históricos, arqueológicos, artísticos y ecológicos, o de cualquier otra naturaleza, sin perjuicio de las actividades complementarias que incentiven el interés por sus fondos." (sic)

Más adelante, en el Capítulo 3.1, se definen las funciones de los Museos de Madrid en ocho puntos claros y concretos:

  • a. La adquisición, catalogación, restauración y exhibición ordenada de las colecciones.
  • b. La investigación referida a sus colecciones y fondos y a su especialidad o entorno cultural.
  • c. La organización periódica de exposiciones científicas y divulgativas acordes con su naturaleza o su especialidad.
  • d. La elaboración y publicación de catálogos y monografías de sus fondos.
  • e. La realización y desarrollo de actividades pedagógicas y lúdicas acordes con su naturaleza o especialidad.
  • f. La elaboración y realización de actividades culturales dentro de su ámbito de actuación, tendentes a la consecución de los fines ya establecidos en la presente Ley.
  • g. Llevar a práctica políticas diseñadas por el organismo competente, dentro de su ámbito de actuación.
  • h. Cualquier otra función que se les encomiende por sus normas estatutarias o por disposición legal o reglamentaria.

Pero no acaba aquí la cosa. El Artículo 7 de la misma ley trata de los requisitos mínimos para la creación de un Museo:

  • a. Inmueble adecuado destinado a la sede del museo con carácter permanente.
  • b. Colección suficiente y adecuada al ámbito y objetivos del museo.
  • c. Fondos accesibles para la investigación, consulta, enseñanza, divulgación y disfrute público.
  • d. Exposición ordenada y sistemática de las coleccione, con explicación mínima de las mismas
  • e. Inventario de todos sus fondos.
  • f. Horario estable de visita pública.
  • g. Dirección, conservación y mantenimiento a cargo del personal cualificado.
  • h. Presupuesto fijo y suficiente que garantice su funcionamiento.
  • i. Estatutos y normas de organización y gobierno, cuando se trate de museos gestionados por las Administraciones Públicas.

No hace falta mucha imaginación para comprender que URE no dispone de los recursos necesarios para llevar a cabo un proyecto de esta envergadura.

Entonces, ¿estamos ante una cortina de humo que esconde otros asuntos, tal vez turbios, que se desdicen de la pretendida transparencia que se prometió? Los rumores así lo parecen confirmar. De momento, y con la excusa de este improbable Museo de la Radioafición en la sede central de URE, se desalojará a la sección local de Madrid, se dice que a causa de graves desavenencias con algunos de sus socios. Actuando de esta manera o, simplemente, no desmintiendo estos comentarios con aportación de pruebas fehacientes, nada hacen por la asociación aquellos que, en otros momentos no dudaron en acusar de "agoreros" a quienes no compartían sus opiniones ni formas de comportamiento.

¿Podemos seguir confiando en esta JDURE? Cada vez menos, pero lo peor es que no existe ninguna otra alternativa que valga la pena. Los anteriores, especialmente la Rata Feliz, lo hicieron aún peor en muchos aspectos, especialmente en lo relativo a la transparencia y el respeto hacia los que no pensaban de la misma manera. Y los que pretenden ser una opción de futuro desaprovechan todas las oportunidades que se les ofrecen para hacer una oposición creíble, con un proyecto bien desarrollado, innovador y valiente.

Mientras tanto, seguimos esperando a que el líder decida darse a conocer. ¿Cuánto falta aún?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres