Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

TRASPASO DE FUNCIONES

TRASPASO DE FUNCIONES

El viernes 12 de septiembre de 2008 se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto 1385/2008, de 1 de agosto, de traspaso de funciones y servicios de la Administración del Estado a la Generalitat de Catalunya en materia de comunicaciones electrónicas.

Queda claro que lo que se traspasa son las funciones y servicios, no las competencias, que siguen en manos del Estado Central. Dicho de otra manera, el cambio más apreciable será que el funcionario lo pagará la Generalitat, pero las decisiones legislativas seguirán en manos de la Administración Central.

¿DE QUÉ MANERA AFECTARÁ A LOS RADIOAFICIONADOS DE CATALUNYA?

La Generalitat de Catalunya (Gencat) realizará las funciones habituales en nombre del Estado Español en relación con los radioaficionados y usuarios de la Banda Ciudadana CB-27, y estás quedan delimitadas en el Anexo del Decreto, en el apartado D donde se detallan de la siguiente manera:

Mediante el correspondiente convenio de colaboración entre Administraciones del Estado y la Generalitat de Catalunya, ésta podrá desarrollar en nombre del Estado las siguientes funciones:

1.- En relación con el uso de banda ciudadana CB-27 y radioaficionados

  • a) La realización de las pruebas y la expedición del diploma de operador de estaciones de radioaficionados, de acuerdo con la normativa estatal.
  • b) El otorgamiento de autorizaciones de carácter personal para el uso de banda ciudadana CB-27
  • c) El otorgamiento, modificación y reconocimiento de autorizaciones relativas a la instalación y montaje de antenas de estaciones radioeléctricas de aficionado así como de antenas colectivas.
  • d) La comprobación de los equipos técnicos utilizados.
  • e) La inspección de las estaciones correspondientes de acuerdo con los criterios que establezca la Administración del Estado y la normativa estatal remitiendo a la Administración del Estado las oportunas actas e informes.

2.- En relación con la gestión de los usos radioeléctricos:

  • f) Tramitación de denuncias y realización de actuaciones de inspección en el marco de expedientes sancionadores, remitiendo a la Administración del Estado las oportunas actas e informes.

ANALIZANDO LAS FUNCIONES

Como ya se ha dicho anteriormente, la Gencat sólo está facultada para realizar parte del trabajo que hacían anteriormente las Jefaturas Provinciales de Telecomunicaciones. Como no tendrá poder legislativo, los cambios serán insignificantes, aunque las esperadas mejoras puedan traducirse con un trato más cercano, moderno y con mejores medios. Pero puede haber más...

Referente a las pruebas de aptitud, existe la posibilidad que se produzcan diversos cambios.

  • a) Que la Gencat delegue los exámenes en los radioclubs, tutelados por funcionarios de la Gencat. La pregunta que se me ocurre es ¿a todos los radioclubs catalanes, a las secciones locales de URE o a un único club escogido entre una selección representativa? Cualquiera de las tres opciones generarán problemas debido a la desconfianza y desunión que existe entre las diversas asociaciones de radioaficionados que han sido incapaces de formar una federación de asociaciones. Quedan, no obstante, varias soluciones alternativas:
  • 1) Que las pruebas se hagan en las Universidades Politécnicas
  • 2) Que se prepare un cuestionario tipo test en la página de la Gencat de tal manera que pueda contestarse "on-line" cuando a uno le apetezca, y sea corregido y evaluado automáticamente, siguiendo el resto de trámites por el mismo procedimiento tecnológico. La Gencat ha demostrado ser pionera en la "ventanilla digital" Este sistema abarataría mucho los costes y, al mismo tiempo, le daría la agilidad y rapidez que venimos reclamando desde hace años.

El punto "c" del apartado D se refiere a las autorizaciones relativas a la instalación de antenas.

Parece impensable que se vuelva al antiguo procedimiento de desplazar un funcionario a inspeccionar in situ la instalación de antenas. Posiblemente la Gencat recurra a un sistema parecido a la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) y haga una concesión a una empresa privada para que realice las inspecciones. En este caso, los radioaficionados catalanes conseguirán acallar las voces de los vecinos que no se fían de sus instalaciones pero, al mismo tiempo, éstas deberán ser extremadamente cuidadosas y bien hechas pues, de lo contrario, no conseguirán el certificado de idoneidad. Tiempo atrás ya avisé que los días de "montaje de antenas con almuerzo incluido" estaban a punto de acabar.  

Finalmente, nos queda otro punto interesante para comentar, el apartado D2e, referente a la tramitación de denuncias y realización de actuaciones. ¿Será más fácil y con mejores resultados? Una manera de acabar con los usos indebidos de las bandas de radioaficionados, no sólo por parte de los piratas sino también de estos radioaficionados que todos conocemos que han convertido algunas frecuencias de radio y, sobre todo, de ciertos repetidores en su telefonillo particular. ¿Actuará la Gencat de oficio?

¿FOTOGRAFÍA O RADIOGRAFIA?

Jaume, EA3CT, comenta en su blog http://radioaficion2punto0.blogia.com que la Gencat está llevando a cabo diversas entrevistas con los dirigentes de radioclubs catalanes. Imagino que con la intención de formarse una idea de la situación de la radioafición en Catalunya. Eso está bien, pero la fotografía que obtendrá será muy borrosa porqué, en estos momentos, no existe ningún radioclub que pueda erigirse como representativo de los radioaficionados catalanes.

A pesar que URE pueda tener unos tres mil asociados, estos lo son en su inmensa mayoría por una cuestión crematística derivada del monopolio que ejerce URE en el intercambio de tarjetas QSL, pero esta asociación estatal sigue estando muy cuestionada en Catalunya debido al excesivo nacionalismo españolista que la ha impregnado desde sus inicios. Parece que la mayoría de radioaficionados catalanes no sienten a URE como su legítima representante ante la administración catalana. Pero que nadie se lleve a engaño. El resto de asociaciones nacidas en Catalunya tampoco tienen la necesaria legitimidad para erigirse como interlocutores válidos ante la Gencat. Las entrevistas con los radioclubs no deben ser el único medio de contrastar la realidad de la radioafición catalana. Existen otros medios. Durante muchos años, el Distrito 3 ha sido el que mayor número de radioaficionados ha tenido, tanto en números absolutos como relativos. También es cierto que entre todos ellos han despuntado numerosas personalidades competentes en diversos campos que podrían ofrecer una visión más amplia y real de la situación.

A pesar de todo, la información adolecerá de importantes sesgos sino se lleva a cabo una buena radiografía del sector, y esto sólo es posible mediante un completo estudio sociológico que evalúe de forma científica el estado actual de la radioafición. Esto vale dinero, por supuesto, pero la Gencat dispone de los medios suficientes para llevarlo a cabo. Téngase en cuenta que en España sólo existe un estudio estadístico de la radioafición hecho por el INE a mediados de los años sesenta. Imagino que alguna universidad o institución podría interesarse por la realización de un estudio de estas características.

CONCLUSIONES

Con el traspaso de funciones se abre una nueva puerta que puede ser determinante para el futuro de la radioafición, tanto catalana como española. No olvidemos que, en este caso, el experimento catalán pronto tendrá réplicas en el resto de Comunidades Autónomas.

Una gestión moderna y abierta a nuevas ideas por parte de la Gencat, puede dar una salida airosa a la grave crisis que atraviesa la Radioafición.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres