Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

MERCA HAM 2008

MERCA HAM 2008

El próximo fin de semana, y durante los días 18 y 19 de mayo, el Ràdio Club del Vallès, EA3RCH celebra la 15ª edición de Merca Ham en la ciudad de Cerdanyola del Vallès, a pocos kilómetros de Barcelona. Desde sus orígenes en los lejanos años de 1984 y 1985, el concepto sigue siendo aproximadamente el mismo; un mercado de compraventa de aparatos relacionados más o menos con la radioafición, con una pequeña representación de comerciantes y una amplia mayoría de vendedores ocasionales, la mayoría profesionalizados, que intentarán vender una buena parte de la chatarra que han ido acumulando para la ocasión.  

Merca Ham es, tal vez, el mercadillo más importante que se celebra en la península Ibérica. A él acuden radioaficionados de todos los distritos EA e incluso de la Unión Europea, no para comprar algún cacharro, que probablemente lo puedan encontrar a mejor precio en su lugar de origen y sin los gastos de desplazamiento, sino para realizar un encuentro con aquellas personas con las que mantienen contacto a través de las ondas.

Sin embargo, los promotores de Merca Ham desaprovechan una ocasión única para dotar al mercadillo de un contenido mucho más profundo y transformador que la radioafición necesita de manera urgente. El programa de la feria http://www.ea3rch.org/docs/mercaham.html sólo hace una velada referencia a la disposición de un reducido espacio para conferencias que, en caso que lleguen a producirse, ya habrían de haberse definido, pero que con la experiencia de años anteriores se supone que no tendrán ni una cuarta parte de aceptación, comparado con la aglomeración del mercadillo de la chatarra, el bar o el desayuno gratuito que el Radio Club del Vallès ofrece el domingo por la mañana.

 De la observación social de este acontecimiento se puede inferir el estado de la radioafición en nuestro país; un parque técnico y tecnológico cada vez más alejado de lo que ofrecen las grandes marcas cuyos artículos sobrepasan las expectativas económicas de la gran mayoría, y que han olvidado completamente la base experimental de la radioafición pues su oferta se reduce al electrodoméstico sofisticado, caro y sobredimensionado, sin prestar ninguna atención a los kits de montaje. Un síndrome de Diógenes cada vez más acentuado, y el desplazamiento del interés de los radioaficionados hacia las charlas de barra de bar en substitución de las conversaciones y debates técnicos, salvo honrosas excepciones que luchan en medio de la inopia general.

El próximo fin de semana es una buena ocasión para ejercer de antropólogo accidental.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres