Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

SECOND LIFE, la última oportunidad para la Radioafición

SECOND LIFE, la última oportunidad para la Radioafición

MATRIX ya está aquí, sólo que ahora se llama Second Life. Pero, ¿qué es Second Life? Es una segunda vida. Por si no teníamos suficiente en vivir nuestra propia vida, ahora Second Life nos ofrece la oportunidad de vivir una nueva vida virtual, eso sí, sin dejar de vivir la real (de momento). Second Life,  el invento de Philip Roseadle, es más que un videojuego, es un nuevo universo.  En 2003, Roseadle fundó Linden Lab <http://lindenlab.com/>, la empresa propietaria de Second Life. Su objetivo era crear un 'metaverso', tal y como se describe en la novela 'Snow Crash'. Hacerse ciudadano de Second Life es gratis, basta con registrarse <http://secondlife.com/> en su página web, y descargar e instalar el programa. Con esto, y una buena tarjeta gráfica, se puede entrar en un mundo donde todo es posible. Dicen que Second Life es un multijuego on-line, pero es mucho más que eso. Second Life ofrece algo que nadie más ha hecho hasta hoy; la oportunidad de inventarse una nueva vida distinta en un mundo nuevo donde todo está por hacer. En Second Life, cada uno/a es como desea ser y es visto como desea que lo vean.  Hace unos meses la revista Time eligió Second Life como una de las 5 peores web http://www.time.com/time/specials/2007/article/0,28804,1638344_1638341_1633628,00.html Al parecer, muchas empresas quisieron aprovecharse de la publicidad gratuita para montar allí sus tiendas virtuales, que vendían productos también virtuales pero pagadas con dinero real. Eso es un pobre argumento para condenar a Second Life, más bien es consecuencia del inmenso afán de lucro del neocapitalismo que pretende sacar dinero de debajo las piedras. Precisamente, una de las mejores virtudes de Second Lifes es que permite vivir y viajar sin dinero. Sólo pagas los caprichos, pero vivir es gratis, como debería ser en la vida real. Second Life debería ser un lugar de encuentros sociales, culturales y educativos. Diversas universidades, entre ellas la Universidad de Barcelona, UB, ya tienen sede en Second Life e imparten diversos cursos http://www.il3.ub.edu/es/detail/course/195.html Que una universidad con el prestigio de la UB esté presente en Second Life es una garantía mucho mayor que la opinión de algunos redactores de la revista Time. Second Life está creciendo. Cada día aparecen noticias y novedades pero, hasta el día de hoy, aún no existe ninguna asociación de radioaficionados que tenga un lugar de reunión en esta segunda vida. ¿Qué pasa? ¿Acaso los radioaficionados estamos realmente caducos y somos incapaces de aprovechar las oportunidades que nos brindan las nuevas  tecnologías? Me temo que sí, a la vista de las personas que dirigen las diversas asociaciones. La radioafición virtual en Second Life NO  es debería ser nada parecido a la horterada telefónica de Echolink o similares. Second Life debería ser un lugar donde explicar la radioafición a los miles de visitantes que deambulan por sus espacios infinitos buscando algo que les entretenga. Si los radioaficionados fuésemos lo suficientemente listos, ya tendríamos un lugar desde donde hablar de nuestra afición, hacer demostraciones virtuales, ofrecer cursillos, etc. Me temo que esto no será así. Llegaremos tarde a las nuevas tecnologías porqué la radioafición está en manos de personas demasiado conservadoras. Tenemos la radioafición que nos merecemos porqué hemos delegado nuestra responsabilidad individual en dirigentes que están más preocupado por conservar su sillón que por arriesgarse, sólo un poco, poniéndose a la cabeza de la modernidad.  Second Life nos espera. ¿A qué estamos esperando?       

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres