Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

EN-RED-ANDO LA RADIOAFICIÓN

EN-RED-ANDO LA RADIOAFICIÓN

Este artículo termino de escribirse en enero de 2006. No recuerdo en que revista se publicó, tal vez fuera en CQ Radio Amateur o en Radioaficionados URE. Tampoco me importa mucho porqué ninguna de las dos volverán a publicar otro artículo mío mientras no cambien sus respectivas situaciones.

enREDando la Radioafición

¿Qué es internet para la radioafición? Parece que no está muy claro. Para algunos es "una modalidad más", comparándolo, por ejemplo, con SSTV o RTTY, mientras que para otros es, simplemente, una herramienta. ¿Debemos temer internet, o por el contrario reírnos tranquilamente cuando se dice que ha enterrado la radioafición? En cualquier caso, internet está ahí y no podemos ignorarlo, aunque tampoco nos debe quitar el sueño. Internet se ha trivializado en la misma medida que la sociedad que lo ha creado.

NOTICIAS DE PRENSA

El 27 de noviembre de 1996, se publicó una escueta noticia en el periódico AVUI en la que un periodista de la Agencia de noticias EFE preguntaba a uno de los coordinadores del Congreso de URE, señor Jesús Medina Botas si la implantación de la red de Internet podría ser un obstáculo para la radioafición. Su respuesta fue que, efectivamente Internet y la telefonía móvil significaban un "duro golpe" para el sector. Sin embargo, unos meses antes, el 31 de diciembre de 1995  en la Unió de Radioaficionats de Barcelona, URB abría una página en internet donde proporcionaban información sobre materiales y cursos, según informaba El Periódico de Catalunya. Diez años más tarde, echando una mirada superficial sobre la radioafición actual, parece que se ha cumplido aquella profecía del señor Medina; internet se ha llevado a muchos radioaficionados pero, ¿podemos afirmarlo con certeza? No estoy seguro de ello porqué sería necesario matizar qué tipo de radioaficionados son los que han desertado de las filas de la radioafición para incorporarse al numeroso ejército internauta. Pienso, además, que sería un grave error presentarlo de esta manera, y más aún propagarlo tal como se viene haciendo en los últimos tiempos de manera irresponsable.

¿RADIOAFICIONADOS O CHATEADORES?

No voy a negar ahora que algunas personas que pensaban que eran "radioaficionados" por el simple hecho de disponer de un transceptor y una antena, con la ayuda de los cuales se dedicaban a charlar con sus amigos de cualquier tema (fútbol, política, trivialidades sociales, etc.), cambiaran la radioafición por los "chats", Messenger o SMS. Tuvimos suerte que así fuera porque, en realidad, este grupo de personas eran de la misma tipología de las que se creían cineastas, armadas con una cámara de Super-8, hasta que llegó el video doméstico, con el que se convirtieron en unos virtuosos de la filmación familiar dominguera grabando sin cesar las evoluciones de sus "polluelos" las mañanas del domingo, para luego visionar su obra durante las tediosas tardes domingueras. Los mismos que almacenaban cientos de cintas de video de películas grabadas de la televisión, con el dedo preparado encima del mando a distancia para parar la cinta cuando salían los anuncios. O los que cuando la eclosión de los teléfonos portátiles (no móviles pues no tienen piernas ni ruedas), llamaban a sus amigos desde su automóvil para comentarles que estaban parados en medio de un atasco. Los mismo que hace poco tiempo ejercían de reporteros utilitarios con su flamante cámara digital y, más recientemente, importunando con la cámara de su teléfono portátil grabando escenas de dudosa y bajísima calidad. 

Estas personas fueron y son consumidores compulsivos de tecnología casera. No saben, no entienden y carecen de la más mínima curiosidad para comprender el funcionamiento básico de aquello que están usando. Sólo les importa que los demás sepan que tiene el suficiente poder económico para disfrutar de unos aparatos que olvidarán en cualquier rincón de su casa el mismo día que aparezca en el mercado una nueva novedad japonesa fabricada en un país subdesarrollado. A personas así, la radioafición les parece una cosa anticuada y carente de sentido. Nunca entendieron que un radioaficionado  pase una noche en blanco intentando conectar con otro compañero al que no conoce, en unas condiciones de dificultad extrema, con un equipo tecnológicamente anticuado, una enorme antena y un lenguaje de "pitos", cuando el contacto puede realizarse en unos pocos segundos mediante una conexión por internet o un teléfono portátil barato, comprado en un supermercado.

Son incapaces de comprenderlo y nosotros, los radioaficionados,  somos incapaces de explicarlo. Vivimos en mundos distintos, pero aún quedan algunas personas que, como almas perdidas, intentan equiparar de alguna manera, el arte (porque la radioafición es un arte), con la herramienta internet. Se trata de pequeños grupos entestados en construir "pasarelas de voz", frase eufemística que pretende ocultar la realidad, es decir, la substitución de la propagación de las ondas hercianas por la transmisión telefónica por cable. ¿Acaso el nexo de unión entre dos pintores es el pincel? Evidentemente, el pincel es la herramienta con la cual el artista plasma su arte en el lienzo pero, el pincel en si mismo, no es arte. Lo mismo ocurre con el uso de la herramienta de internet cuando se usa para conectar estaciones de radioaficionados. Los radioaficionados establecen contacto mediante las ondas hercianas que se propagan por el  espacio libre, de antena a antena. Usar una línea telefónica para conectar estaciones de radio es una aberración propia de quienes no han sido capaces de entender la filosofía de la radioafición. El fin de la radioafición actual no es sólo la comunicación, sino la experimentación que conlleva la técnica y la ciencia. Si lo que se pretende es simple y únicamente comunicarse con otros semejantes, ya tenemos el teléfono, la Banda Ciudadana, los transceptores PMR-LPD y, por supuesto, algunos programas informáticos del tipo Messenger. La última estupidez desarrollada en diversos foros de radioaficionados es admitir que las conexiones inalámbricas entre ordenadores y routers telefónicos (wifi) es radioafición. Protágoras estaría contento, su teoría relativista ha calado hondamente entre los radioaficionados. 

¿INTERNET? ¡SÍ, GRACIAS!

Entonces, ¿los radioaficionados debemos renunciar a Internet? ¡NO! Por supuesto que no. Internet es de gran utilidad si se sabe como usarlo. Internet es una herramienta y, como cualquier instrumento, puede ser tan útil como peligroso, según el conocimiento, el uso y la actitud de cada usuario.  

Internet es una herramienta compleja, con diversas opciones, accesorios y motores. Uno de los más conocidos es el motor de búsqueda Google pero, como todas las herramientas, su eficacia dependerá de la destreza del usuario. Si es usted un radioaficionado/a moderno, probablemente ya dispondrá de un ordenador personal conectado a internet. Cuando tenga la necesidad de buscar información sobre algún tema de radioafición, se abren dos posibilidades ante usted. La primera y la más recomendable es acudir a la biblioteca que ha ido formando a lo largo de los años y consultar alguno de los libros clásicos de la radioafición. Si mantiene su biblioteca actualizada mediante la compra regular de libros y revistas, toda la información que necesita la encontrará allí, entre las páginas de alguna de estas publicaciones y, además, debidamente contrastada y, sobre todo, filtrada. La segunda posibilidad es conectarse a internet y mediante los programas de búsqueda que ofrecen Google, Yahoo, Terra, etc., escribiendo la palabra clave en el campo oportuno de la página en cuestión, el programa iniciará una rapidísima investigación y, en cuestión de segundos, le mostrará varias decenas de miles de lugares donde aparece la palabra buscada. A partir de aquí dependerá de su criterio,  esto es, de la información que previamente tenga sobre el asunto, de sus conocimientos, de su intuición, de su experiencia y, sobre todo, de su paciencia para hallar el sitio de internet más idóneo para hallar la respuesta que precisa. Recuerde que en internet nadie le garantiza que lo que está leyendo es información veraz y/o legal. La ignorancia de la ley no le exime de su cumplimiento. Si los datos que extraiga de internet le conducen a un error, le será muy difícil que alguien asuma la responsabilidad. En cualquier caso, usted es el único responsable del uso que haga de la información hallada. Tenga cuidado y actualice previamente su programa antivirus y el detector anti-espías. Sea muy precavido pues algunas páginas le pueden redirigir hacia lugares no deseados. Cuando realice las búsquedas use las palabra precisas para poner en marcha el motor pues, si da lugar a diversas interpretaciones, puede encontrarse viendo imágenes sobre temas demasiado delicados.

PIRATEANDO

Algunos programas relacionados con la práctica de la radioafición son gratuitos, pero otros son de pago. Si usted no está dispuesto a pagar el trabajo de las personas que han invertido una parte considerable de su tiempo en programar una aplicación, y quiere arriesgarse pirateándolo de forma ilegal, debe saber que corre el peligro de dañar su ordenador pues se necesita una clave de acceso que algunos adulteran mediante lo que se conoce como "crack". El "crack" a veces es simplemente una contraseña de números y letras, pero otras es un pequeño programa que deberá descargar en su ordenador. No se fíe, el presunto "crack" muy bien puede ser un virus que borre el disco duro de su ordenador perdiendo toda la información que tiene almacenada en él. Lo correcto es comprar el programa con las múltiples ventajas que ofrece; actualizaciones, mayores prestaciones, ayudas y, sobre todo, incentivando al autor para que siga programando más y mejores programas informáticos para nuestra afición.

PRECAUCIÓN

¿No es de los que se asusta fácilmente? Bien, en la Red también puede encontrar cosas muy interesantes relacionadas con la radioafición, sin embargo, igual que en la vida real, uno/a siempre ha de preferir pasear por lugares bien iluminados y seguros. Desconfíe sistemáticamente de todo lo que se le ofrezca "gratis" o demasiado barato. Nadie da euros a 90 céntimos. No todas las asociaciones de radioaficionados, aunque sean reconocidas oficialmente, dan información veraz y de calidad. Sea precavido. Algunos aprendices informáticos, que se autoproclaman pomposamente "webmaster" son unos especialistas en engendrar páginas pesadísimas que cuesta un montón de tiempo descargarlas. Otros se empeñan en instalar JAVA sin saber que desde muchas universidades y/o bibliotecas no se permite este tipo de programación, lo que hace que la información sea inalcanzable.

LOS FOROS

No se crea que el foro lo inventaron los internautas. El foro se lo debemos a los romanos. Era la plaza del mercado en las antiguas ciudades romanas donde se celebraban las asambleas políticas y los juicios. Actualmente existen cientos de miles de foros de todo tipo, temática y nivel. Los radioaficionados también tenemos nuestros foros.

Los foros de radioaficionados deberían ser un lugar de encuentro donde discutir y deliberar cuestiones que, por su contenido, no pueden, o no es conveniente, resolverlas por radio. A la inversa de lo que suele ocurrir en otro tipo de temáticas, en radioafición suele alcanzarse un nivel a partir del cual empieza a degradarse. Esto ocurre porqué los radioaficionados, a diferencia de otras aficiones, carecen, en su mayoría, de unos niveles adecuados de conocimientos de su propia afición. La confusión, intencionada o no, en la que se ha mantenido sumergida la radioafición durante décadas, ha propiciado que un importantísimo porcentaje de radioaficionados hayan abrazado, sin saberlo, la doctrina relativista (que no tiene nada que ver con la Teoría de la Relatividad de Einstein) Sólo hace falta visitar alguno de los foros más importantes del panorama español para darse cuenta de ello. Uno de los más activos y serios, el de la Unión de Radioaficionados Españoles, U.R.E. es una buena muestra de ello. En la mente de muchos contertulios, se ha aposentado la idea de que "todo vale", "todo es radioafición", "todos son radioaficionados" y, en consecuencia, "que cada uno haga lo que le dé la gana". Con una mentalidad así, es muy difícil que la radioafición española se ponga a la altura de los países más avanzados. Si no somos capaces de definir nuestra propia afición, delimitándola para que no existan dudas sobre su función y estructura, mal podremos explicarla a las personas que estuvieran interesadas en ella. Si no somos capaces de respetar nuestra afición y respetarnos a nosotros mismos, ¿cómo podemos exigir el respeto de la sociedad? Sumidos en una rara perplejidad, los directivos de las diversas asociaciones son incapaces de ejercer su papel socializador y, por lo tanto, los radioaficionados se están instalando en una grave anomia que no tardará mucho tiempo en perjudicarnos de manera irreversible.

ORTO... ¿QUÉ?

Lo más interesante de estos foros, a veces no es lo que se dice, sino como se dice.  Se han convertido en una verdadera radiografía de la radioafición española y, un reflejo de la sociedad que estamos creando para nuestros descendientes. ¿Alguien se extraña que en el siglo XXI aún existan guerras, terrorismo y violaciones de todo tipo? Pues no debería. Entre otras razones, esto ocurre porqué no nos entendemos. ¿Cómo vamos a entendernos si la mayoría no sabe expresarse ni escribir correctamente? ¿Quién nos ha amueblado el cerebro de manera tan pobremente anárquica que somos incapaces de exponer nuestras ideas con claridad? ¡Algunos incluso defienden su derecho a cometer faltas de ortografía! ¿Eso es un derecho? ¿Cómo es posible que persista tamaña insensatez? ¿Qué pensarán de nosotros quienes visiten alguna vez uno de estos foros en busca de información? Sin lugar a dudas, el nivel de la radioafición española es penoso, salvo contadísimas excepciones.

Si tiene alguna duda técnica, no se le ocurra preguntar en uno de estos foros. Todos se creen con derecho a opinar. Lo más probable es que saldrá más confundido que cuando entró. La mayoría de los presuntos "técnicos" le remitirán a páginas que han hallado con la ayuda del Google, mientras que otros se atreverán a dictaminar sin ningún conocimiento de causa, sin haberse leído un libro ni por equivocación. De nuevo le advierto que sea muy precavido. Si tiene alguna duda técnica, acuda a los libros y no se deje "aconsejar" por tanto doctorado en gramática parda.

LUGARES SERIOS.

Si necesita saber algo sobre legislación de radioaficionados, lo mejor es acudir a la fuente: http://www2.mityc.es/Telecomunicaciones/ Si lo que busca es información interesante y diversa sobre radiocomunicaciones, visite el sitio de REMER en: http://www.proteccioncivil.org/index0.htm y no deje de leer detenidamente su documento estrella, el Vademécum Remer. Este espléndido manual es de lo mejor que puede encontrar en la Red sobre radioafición. Lástima que no lo vendan en forma de libro. Sólo los socios pueden obtenerlo de esta manera. De verdad, vale la pena leerlo. También es un lugar digno de visitar la página de la Unión de Radioaficionados Españoles, U.R.E. www.ure.es  Si domina algo el idioma inglés, pásese por el sitio oficial de la IARU International Amateur Radio Unión y, por supuesto, si busca calidad, no deje de ir hasta la conocida ARRL, aunque en algunos apartados, si no es socio, no podrá acceder a ellos. Esto es un aviso para navegantes; la calidad tiene un precio y quién la quiera tendrá que pagar. La utopía de que en la red todo es gratis, está llegando a su final. Por último, dos lugares muy interesantes para acabar su viaje de iniciación internaútica, esta vez en castellano. LU6ETJ nos ofrece algunos regalos verdaderamente interesantes en forma de artículos técnicos de gran calidad. Por su parte, Eduardo, EA3ATL nos enseña como experimentar con satélites desde su lugar en:  http://www.mundofree.com/ea3atl/inicio.htm .

Existen otras muchas páginas atractivas que podrá encontrar usted mismo/a navegando prudentemente por la Red. Algunas han merecido nuestra atención pero, por diversos motivos han sido descartadas, aunque no se les presupone una buena calidad. Una de ellas es el sitio de la Unió de Radioaficionats de Catalunya, URCAT (www.urcat.org) . Fue descartada por dos motivos importante, primero que sólo usa el idioma catalán, y eso la hace inaccesible para muchos radioaficionados, aunque es cierto que no se trata de un obstáculo insalvable con un poco de buena voluntad. El segundo motivo fue puramente cultural. En una publicación que se precie no debe permitirse de ninguna manera faltas de ortografía y, sobre todo, el uso continuado de  la palabra "walkie talkie" cuando lo correcto es "portátil". Lo mismo ocurre con el resto de anglicismos absolutamente innecesarios.

EA1URO, la página de la Unión de Radioaficionados de Orense, (www.ea1uro.com)   también ha suspendido. Es inaceptable que en su página principal se haga apología de sistemas ajenos a la radioafición como Echolink y Eqso. Es una lástima, pero esos deslices, absolutamente ilegales en este momento, no se corresponden con la gran calidad y cantidad de información del resto del sitio de internet.

EN DEFINITIVA...

En cierta ocasión un experto informático de los de verdad, comentando sobre las posibilidades de la Red de Redes, me dijo: "Internet es como un nido de pájaro, hecho a base de paja y mierda" En aquel momento pensé que exageraba pero, después de naufragar en muchas ocasiones, puedo asegurarle que no andaba desencaminado. Excepto en unos pocos lugares, cualquier persona puede publicar lo que desee y ponerlo al alcance de todo el mundo, sin preocuparse del daño que pueda ocasionar la información errónea,  falsa o robada que expone. No existe ninguna autoridad capaz de pedirle responsabilidades, de lo que se deduce que internet se ha convertido en una enorme irresponsabilidad colectiva de la que todos, paradójicamente, somos responsables. Algún día nos pasará factura. Aunque... también es verdad que a la radioafición le está pasando algo parecido...  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Ya ves -

http://proxyweb.com.es/browse.php/IBb0mmgW/afqd_2BN/M7_2FkZw/Es1_2FVD/Bxahwv9V/QebY_2F4/64_2BkGX/t384CwSu/M_2BVs2_/2FBl8JKf/QmL5YhXF/E6P2Ml96/esJ_2Bbl/4cE31cSk/jFJe4JZV/uvoMBDyl/b13/

El Radioaficionado Patitieso -

Las IP se bloquean cuando alguien hace comentarios inapropiados, faltos de la más elemental educación, o vierte insultos sobre el autor u otras personas. Indivíduos así no tienen acceso a este blog.
Ahora se ha desactivado el bloqueo, pero se volverá a poner en marcha en el momento que alguien persista en sus groserias.

pepe -

joder colega retira las ip todas esas que as blokeado
desde la biblioteca publica de madrid no podemos entrar en tu web,tengo que salir de otro wifi del vecino que pillo en estos momentos.
anda se bueno y retira los bolqueos a todas esas ip que las tienes censuradas,ere algo malo tu eeeee,se bueno que no cuesta nada.

carmen -

esta pagina es una mierda y ademas censura mi critica de ure,oye tio deja de censurar las ip que tendras algunas censuradas y te dire que son ip publicas de varias bibliotecas publicas,con lo cual censuras al resto que desee visitar tu pagina.
tu mismo,pero yo creo que seria bueno te desbloquearas esas ip que no le permite el acceso a esta web. un saludo y se bueno colega.

pedro -

gracias y saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres