Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

DE LA FONÉTICA A LA RETÓRICA

DE LA FONÉTICA A LA RETÓRICA

Este artículo se escribió en agosto de 2005 y fue publicado en algún número de CQ Radio Amateur. No me consta que actualmente sea accesible por ningún medio, por lo que considero justo volver a publicarlo en este blog, para que la información que en él pueda hallarse no se pierda y sirva de ayuda a nuevos y viejos radioaficionados.

LA MEJOR HERRAMIENTA DEL RADIOAFICIONADO/A

¿Cuál es la herramienta más útil en su cuarto de radio? ¿Qué respondería si le hicieran de improviso esta pregunta? No se de prisa en contestar pues hay una trampa. Siga leyendo lo que a continuación le explico y, tal vez, cambie de opinión y, quien sabe, hasta de vida.

Hace algunos meses tuve la oportunidad de conversar con cierta persona, muy asidua de un repetidor interurbano. Se trataba de un conocido personaje, toda una institución, cuya principal virtud conocida en el mundillo de la radioafición es la charla desenfadada e intrascendente, como las que suelen desarrollarse ante la barra de cualquier bar. Dicho personaje destacaba entre el resto de los contertulios habituales por su facilidad retórica -que es la manera de hablar ampulosa y vacía, con razones que no son del caso- pero que él confundía con la fonética, que es una parte de la gramática que estudia los sonidos del lenguaje.

Me decía el hombre, muy ufano, que hacía años (muchos) que no abría un libro para leerlo. Consideraba que leer era una actividad irrelevante y prácticamente inútil pues, según él, basándose en el sentido común  y la experiencia que le confería la edad, podía discutir de lo divino y lo humano sin temor a meter la pata. Mientras escuchaba sus palabras a través del altavoz de mi equipo de radio, expresadas con absoluta convicción, mi pensamiento se dirigía a la radioafición y me preguntaba -¿Puede un radioaficionado desarrollar y disfrutar plenamente de su afición sin tocar un libro?

He visitado muchos cuartos de radio y he visto multitud de fotografías de radioaficionados de todo el mundo rodeados de múltiples aparatos electrónicos de todas clases. En algunas de ellas se observa un soldador eléctrico, estaño, circuitos impresos y diversas herramientas propias de un pequeño taller de experimentador casero pero, en muy pocos he visto libros. Las estanterías están llenas de extraños artilugios pero la ausencia de libros y revistas relacionados con nuestra afición es casi permanente en la mayoría de lugares donde existe una estación de radioaficionado. Síntoma evidente que explicaría en buena parte el lamentable estado de la radioafición actual.

¿Acaso los radioaficionados no leen? Pues no, no leen. Al menos son muchos los que no lo hacen, y es una pena. Sin embargo, es prácticamente imposible mantenerse en un nivel razonablemente actualizado sin disponer de la suficiente información. Cierto que internet se ha convertido en una herramienta imprescindible para obtener noticias y datos pero, por su misma estructura, carente de cualquier tipo de filtro eficaz y seguro, es necesario contar con una buena base intelectual que nos confiera el suficiente criterio para separar el grano de la paja, y este discernimiento sólo puede conseguirse leyendo libros y revistas de calidad contrastada.

A nivel internacional existe una amplia bibliografía, la mayor parte escrita en inglés, pues éste es el principal idioma de comunicación entre radioaficionados, que puede ayudarnos a prosperar dentro de nuestra afición. La década de los 80 fue prolífica en abundantes traducciones y originales escritos en español pero, la desidia de los radioaficionados, que preferían -y prefieren- comprar un trasto inútil en cualquier mercadillo antes que invertir su dinero en la adquisición de libros, hizo que la oferta cultural decayera hasta extremos increíblemente (y preocupantemente) bajos.

Si usted está pensando cambiar la antena de su estación de base, posiblemente esté leyendo una colección de folletos publicitarios y comparando, sobre todo, los precios de los elementos radiantes. Probablemente esté un poco asustado, pues si algo tiene en común todas las marcas es el elevado precio de sus productos. ¿Ha sospesado la posibilidad de construirse usted mismo/a su propia antena? No es tan difícil como se imagina. La mayoría de los elementos radiantes que necesita un radioaficionado para conseguir buenos contactos DX, puede diseñarlos y construirlos cualquier persona que posea unos conocimientos elementales de aritmética y mecánica casera, eso que los ingleses llaman bricolage. Dicho de otra manera, si es capaz de entender el funcionamiento del mando a distancia de su televisor, no tendrá ninguna dificultad en realizar algunas operaciones de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones con una calculadora de bolsillo. Provéase de unos alicates y un juego de destornilladores, algo de cinta aislante y algunos tornillos, y podrá construirse una excelente antena que nada tiene que envidiar a las comerciales. Y si puede fabricarse el principal elemento de su estación, tampoco tendrá ninguna dificultad en diseñar un sencillo micrófono, un  manipulador y, ¿por qué no? Un receptor o transceptor en forma de kit, o copiar algún diseño experimental descrito por otro radioaficionado. Todo esto y mucho más, puede conseguirlo leyendo libros y revistas relacionados con nuestra afición. Además, no sólo de experimentación electrónica vive el radioaficionado, también necesita conocer, de manera básica, el funcionamiento de la propagación atmosférica, que le permitirá saber cuando y como puede conseguir los mejores y más lejanos contactos, o historias protagonizadas por antiguos radioaficionados que, gracias a sus experiencias, hoy podemos disfrutar de una radioafición impensable hace unas pocas décadas.

SELECCIONES BIBLIOGRÁFICAS

Es difícil recomendar una selección de libros sobre radioafición pues, casi todos los que conozco son útiles y, a menudo, imprescindibles. Algunos ya están descatalogados, por lo que si los quiere deberá acudir a alguna librería de libros usados, pero también puede encontrarlos en las bibliotecas de muchas escuelas de secundaria y universidades politécnicas. Algunos títulos sólo pueden conseguirse en inglés, pero no se apure, la mayoría contienen multitud de dibujos y esquemas que pueden entenderse sin ninguna dificultad. Además, si en alguna ocasión se ve obligado a buscar alguna palabra desconocida en el diccionario bilingüe, esto le ayudará a perfeccionar su inglés práctico para el diexismo. Sin embargo, los primeros libros de su incipiente biblioteca  los va a encontrar fácilmente en la estanterías de muchas y muy buenas librerías de diversas ciudades. Están  aguardándole a usted, para que se los lleve a su casa. No los haga esperar demasiado. Probablemente también los podrá adquirir mediante la compra electrónica, a través de internet.

INICIANDO LA BIBLIOTECA

Uno de los campos donde el radioaficionado medio pude experimentar más y mejor a cambio de poco dinero y muchas satisfacciones, es la antenística, por ello, necesita tres importantes herramientas.

CÁLCULO DE ANTENAS, de Armando García Domínguez, EA5BWL, editado por Marcombo, ya va por su tercera edición. Se trata de un libro con poco más de cien páginas que nos describe antenas de última generación para las tecnologías digitales y los métodos de medición más adecuados para cada caso.

LAS ANTENAS, es uno de los mejores libros que se han publicado sobre antenas exclusivamente para radioaficionados. Sus autores, R. Brault y R Piat, describen con increíble maestría multitud de antenas, tanto para H como para V-UHF y, lo que es más importante, explicando la teoría de su funcionamiento de una manera muy didáctica y sencilla. Lo edita Paraninfo, S.A.

MANUAL DE ANTENAS TERRESTRES es el título del libro escrito por José Francisco Ruiz Vasallo, y editado por CEAC. A pesar que no se trata de antenas de radioaficionado, su lectura es imprescindible pues incluye explicaciones de como instalar mástiles o torretas. Además, añade diversas tablas con las características de diversos cables coaxiales, ROE y teorías sobre la radiación de las antenas.

Si lo que busca es que alguien le explique como adentrase con seguridad en el apasionante mundo de la radioafición, la mejor manera de hacerlo es comprando el libro GUÍA INTERNACIONAL DEL RADIOAFICIONADO, editado por Marcombo. Se trata de la traducción de un original de la IARU. En él se explica detalladamente desde los primeros pasos para convertirse en un buen radioaficionado, hasta la mejor manera de conseguir participar en concursos, conseguir diplomas y, por supuesto, los fundamentos básicos de la electrónica.

¿QUÉ ES LA RADIOAFICIÓN? Posiblemente, en algún momento e su vida usted se hizo esta misma pregunta y le costó hallar una buena respuesta y, probablemente, a lo largo del tiempo se la habrán hecho en infinidad de ocasiones. A veces resulta difícil explicar lo que para nosotros es evidente, por esta razón, Arturo Andreu, EA5ME acude en nuestra ayuda para darnos la respuesta adecuada. En este libro, editado por Marcombo, el autor nos explica diversos asuntos relacionados con nuestra afición, dejando claro lo que es la radioafición y, evidentemente, también lo que no es. Recomendado tanto para los que empiezan a interesarse por la radioafición como también para algunos radioaficionados que aún andan algo confusos. Sobre todo para estos últimos, la lectura debería ser obligatoria.

La telegrafía ha dejado de ser una materia obligatoria en las pruebas de aptitud para obtener el diploma de Operador de Estaciones de Aficionado, pero esto no significa que dejemos de lado un modo de comunicación tan extraordinariamente sencillo y eficiente, aún bajo las condiciones más duras. Si piensa que ha llegado el momento de recuperar el tiempo perdido aprendiendo telegrafía, Juan José Guillén Gallego, EA4CQK, nos brinda la oportunidad de hacerlo fácilmente mediante su CURSO DE CÓDIGO MORSE, que en la nueva edición multimedia, incluye un CD para que practique desde el primer momento con sonidos reales. Es un magnífico volumen editado por Marcombo.

Si es usted un radioaficionado que no se conforma con hacer lo que todos, y le atraen los nuevos retos, levante la mirada hacia el cielo. Allí arriba le están esperado una multitud de satélites de comunicaciones para radioaficionado que le abrirán las puertas de una modalidad fascinante. No necesita mucho para realizar su primer comunicado satelital, sólo un buen libro que le oriente adecuadamente como el que escribió para usted Pablo Cruz Corona, EA8HZ, editado por Marcombo. Después de leerlo, y con un poco de práctica, se convertirá en un verdadero experto en satélites.

A los radioaficionados no sólo nos gustan los transceptores que nos permiten establecer comunicados a larga distancia mediante el uso de las ondas de radio (¡he dicho de radio, nada de líneas telefónicas!). También nos fascinan los antiguos receptores de radio que escuchaban de nuestro abuelos. En la biblioteca que poco a poco estamos confeccionando no puede faltar algún libro de Joan Julià Enrich, EA3BKS.  De entre todos los que ha escrito, escogemos  RADIOS ESPAÑOLAS, editado por Marcombo. En él, además de contemplar preciosas fotografías de numerosos radios antiguos, podemos leer una descripción detallada de su funcionamiento, características valoración e historia. Imprescindible para dar prestigio a nuestra afición y de gran ayuda para los coleccionistas de radios antiguas. En él vemos como se conjugan de manera maravillosa, la técnica, la ebanistería y el diseño. Si en algún rincón de su casa tiene una radio de "capilla", ni se le ocurra tirarla. Dedique tanto tiempo como pueda a su restauración con materiales originales, tal como enseña este libro.

Se acaba el espacio disponible para este artículo. Tal vez a usted le ocurra lo mismo con su estación de radio y disponga de poco sitio para desarrollar su afición. Si alguna vez tiene que escoger entre arrinconar equipos o libros, no lo dude ni un momento, los libros siempre tienen preferencia. Se puede ser radioaficionado sin equipos, pero no sin libros. 

Personajes "fonéticos" los hay en todas partes. Son como una trompeta; si no han leído una buena partitura, por mucho que soplen sólo harán ruido, pero nunca música.

  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

El Radioaficionado Patitieso -

Sobre la situación de URE existen diversos artículos publicados en este blog. Sólo has de entrar en el apartado "Comentarios y Actualidad" para leerlos.

peret -

eso eso mojate y di algo de ure ,saca los trapos sucios de ure,que ure es y son todos unos carcas.

pedro -

comenta algo sobre la ure en tus post siguientes,mojate y di el futuro de ure.

pedro -

por favor pon mas al dia la web con mas cosas de radio o de ure.

EA7EE -

Pere:

Te he perdido la pista ultimamente, pero veo que sigues activo en tu blog.

Me alegro mucho que sigas haciendo comentarios y aportaciones a la radioaficción aunque sea desde este blog.

Un saludo desde Huelva
Manolo
EA7EE

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres