Blogia
EL RADIOAFICIONADO PATITIESO

EL DIPOLO MÁGICO

EL DIPOLO MÁGICO

Este artículo fue escrito en abril de 1999. No recuerdo donde se publicó, aunque sospecho que fue en la revista CQ Radio Amateur en los meses posteriores. Tengo entendido que ya no existen ejemplares de aquella revista pero, como pienso que lo aquí escrito aún puede ser de utilidad para algún experimentador, vuelvo a reeditarlo para que algún aficionado vea que aún es posible disfrutar de la radioafición construyendo sus propias antenas. En cualquier caso, téngase en cuenta el tiempo que ha pasado desde que se redactó, ¡10 años!  

Paralelamente a la aparición de los equipos de doble banda para V-UHF con duplexor incorporado, surgieron las antenas que cubrían las frecuencias de 144-146 / 430-440 Mhz., pero estos productos comerciales, por serlo, fueron desde el principio de elevado precio.

Por otro lado, el aficionado que deseaba construirse su propia antena, encontraba ciertas dificultades a la hora de investigar en la bibliografía clásica ya que, originariamente, las bandas de radioaficionados más usadas habían sido, casi todas, múltiplos pares unas de otras, (10, 20, 40, 80, 160 metros)

Varios compañeros-as de radio, conocedores de mi afición por la antenística, me habían comentado la posibilidad de construir alguna antena bibanda fácil, económica y que al mismo tiempo fuera efectiva. Como sea que ya andaba yo preocupado por el tema, sus comentarios consiguieron aumentar, aún más, mi interés por la materia.

Las primeras investigaciones dieron como resultado un trabajo publicado en la revista Radioaficionados (U.R.E.),en junio de 1993, titulado "Viva la bibanda". Pero ya puestos a pedir, alguien me solicitó una antena aún más fácil y efectiva que la descrita allí, así que de nuevo me sumergí entre los libros de mi biblioteca de radio, que poco a poco voy ampliando y, como siempre, fue allí donde encontré la solución bajo la forma de la antena más sencilla, divertida y económica que un radioaficionado, cualquiera que sea su nivel técnico, puede construirse en poco rato: el dipolo de ½ onda.

Cuando la presenté "en sociedad", algunos compañeros-as de radio quedaron un poco sorprendidos y más de uno comentó que yo había entendido mal, que todo el mundo conoce el dipolo, pero lo que me habían pedido era una antena de "doble banda" para V-UHF...

Como sea que una demostración vale más que mil explicaciones, conecté el prototipo a un equipo de 144/430 Mhz. e intercalando un buen calibrador de R.O.E., fui recorriendo las dos bandas efectuando las oportunas lecturas con estos resultados.

 

430 mhz. .........1:1’2 ROE                               144 mhz. ......................1:1’1 ROE

435 mhz. ........ 1:1’4 ROE                               145 mhz. ....................1:1’25 ROE

440 mhz. .........1:1’6 ROE                               146 mhz. ......................1:1’3 ROE

 

Al compararla con otra antena comercial, de una longitud tan larga como su precio, comprobamos que a corta y media distancia, su comportamiento era muy parecido pero con la particularidad de que el prototipo "Dipolo MágicoV-U" no sufría las interferencias causadas por otros servicios, problema muy común cuando se emplean antenas excesivamente largas instaladas en grandes núcleos urbanos.

La magia de esta antena se fundamenta en una de las cualidades de los dipolos. Cuando esta antena de ½ onda está alimentada por el centro, se hace en intensidad, es decir, baja impedancia, y esto ocurre en todos sus armónicos impares.

La resistencia de radiación aumenta en función del número de ondas, así cuando el dipolo de ½ onda tiene una impedancia de 73 ohmios, la de 3 ½ ondas alcanzará un valor alrededor de 90 ohmios.

La ROE de un dipolo alimentado por un cable coaxial de 50 ohmios será teóricamente 73 : 50 = 1’46. Mientras que a la antena de 3 ½  será 90 : 50 = 1’8, valores ambos asumibles para cualquier equipo moderno de V-UHF.            Las diferencias entre las lecturas tomadas en la realidad y las teóricas deben achacarse a las pérdidas del cable coaxial, así como al entorno físico en el cual se instaló la antena de pruebas. También puede configurarse como "V" invertida, ¿por qué no?, con lo que se conseguirá bajar los valores de impedancia en el punto de alimentación, aproximándolos a los deseables 50 ohmios con la consiguiente reducción de ROE. 

En línea generales, comentaré que la longitud del dipolo corresponde al de la banda de 145 mhz, cuya medida puede calcularse mediante la conocida fórmula

142,5 / MHz =  ½ onda en metros

sustituyendo el término "MHz." de la ecuación por la frecuencia deseada expresada en megahertzios, obtenemos:

142,5 / 145 MHz = 0,98 metros ½ onda

La construcción más simple puede realizarse con una porción doble de regleta de empalmes eléctricos y un par de alambres de hierro galvanizado, como los de las perchas de ropa. La longitud total es, como ya se ha dicho anteriormente, 0,98 metros, de punta a punta, con la regleta central incluida. No debe olvidarse cortar cada brazo del dipolo unos centímetros más largo a fin de hacerle una patilla de unos dos centímetros que lo permita fijar a su porción de regleta.

El cable coaxial puede ser del clásico de 50 ohmios o, incluso, el usado para las antenas de televisión, el blanco de 75 ohmios. Eso sí, siempre el de mejor calidad. La longitud total del cable coaxial, sea el que sea, debe ser tal que permita llegar desde la antena al equipo transmisor. Esto va medio en broma y medio en serio, pero significa un tirón de orejas para aquellos que aún propagan la falsedad de que las antenas se ajustan cortando pedacitos de cable coaxial. Mentira podrida! 

Así pues, si alguien necesita o desea construir su propia antena de doble banda para V-UHF, no dude ni un momento en experimentar este prototipo. Dejo en las manos de cada cual las oportunas mejoras mecánicas y técnicas, que las hay, para que todos puedan aportar su propia creatividad y contribuir así a aumentar el prestigio y la calidad de uno de los últimos reductos de la Radioafición Experimental que aún ofrece la posibilidad de hacer algo con nuestras propias manos, la antena, que es y seguirá siendo un elemento imprescindible en nuestra instalación de radio, por muy sofisticados y automáticos que sean los equipos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Marcelo -

Estimado Pere, muchas gracias por tu interesante aporte. Como dicen los gringos "the simpler, the better".
Y para el colega M.Garcia, pues... si te sirve entonces en polarizacion horizontal, esa seria tu solucion. Y de lo contrario, todos apreciariamos una solucion alternativa, si tienes a bien ofrecerla.
73.

M. Garcia -

El problema de un dipolo de 144 MHz funcionando en 432 MHz es el diagrama de radiación. Si lo usamos en polarización vertical es un estupendo calentador de nubes, pues prácticamente toda la radiación se produce hacia arriba (y hacia el suelo) donde no es útil. Sin embargo, es una solución bastante usada para trabajar satélites de órbita baja. Todo tiene su utilidad...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres